Un reciente  estudio de la Universidad de Umea en Suecia, ha encontrado que mostrarles a los pacientes una imagen de sus arterias obstruidas los impulsa a tomar medidas para mejorar la salud de su corazón.

Esas fotos que mostraban  la acumulación de placa en sus arterias (aterosclerosis) disminuyeron su riesgo de enfermedad cardíaca un año después. Estos resultados se compararon con los de aquellos a quienes no se les mostraron las imágenes contundentes, cuyo riesgo realmente aumentó.

Y es que los expertos advierten que es muy difícil alentar a los pacientes con algún  riesgo de enfermedad cardíaca a cambiar su estilo de vida y tomar sus medicamentos.

“Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en muchos países. Y, a pesar de una gran cantidad de evidencia sobre métodos de prevención efectivos desde la medicación hasta cambios en el estilo de vida, la adherencia es baja”, sostiene Ulf Nas-lund, autor del estudio.

El estudio se realizó en más de 3.000 personas de entre 40 y 60 años, en Suecia. (F)

Fuente: El Universo >> lea el artículo original