LaNBA'>NBA está acostumbrada a los prodigios, pero no deja de frotarse los ojos cuando aparece otro distinto.
Si bien mira con cierta suficiencia al básquet europeo, cargada de prejuicios en torno a los jugadores a los que no amamanta, la mejor Liga del baloncesto del mundo se confiesa aturdida.

El jugador de los Dallas Mavericks, Luka Doncic, con 19,5 puntos, 6,6 rebotes y 5 asistencias es quien deslumbra en laNBA'>NBA.
Demostró que la leyenda de la que tanto se hablaba del otro lado del Atlántico era real.
El chico de dos metros de altura, pelo rubio, ojos azules y tez blanca debutó como profesional en 2015 con 16 años y se convirtió en el jugador más joven del Real Madrid.

Gana siete millones de dólares al año, pero vive con su mamá, su novia lo visita a menudo y juega al Fortnite

'Sólo es baloncesto', se empeña en decir el niño acostumbrado a competir con los mayores al más alto nivel como si de un juego se tratara, el chico que se dormía en el auto escuchando el bote del balón en el parqué mientras jugaba su padre, el adolescente que vive en un año lo que otros en cinco.
Dominó la ACB, reinó en la Euroliga, conquistó el Europeo con Eslovenia con 18 años y ahora, un año después, tiene a laNBA'>NBA en estado de 'shock' por sus hazañas.

La naturalidad con la que se metió y se maneja entre los mejores sorprende.
Rick Carlisle, técnico de los Mavs, se dio cuenta en el noveno partido de la temporada.
El balance era de dos victorias y siete derrotas.
Hasta ese partido, Doncic era un secundario en el equipo, quizá lo que le correspondía por edad, experiencia en la Liga y procedencia.
Hasta que le dio el mando al esloveno.
Es la primera opción en ataque, el que se juega los tiros decisivos, por eso hoy Luka es 'el jefe'.
Pero sigue siendo un niño.
No le cambió mucho vivir al otro lado del Atlántico.
Ni los siete millones de dólares que gana al año.
'No ha cambiado sus rutinas.
Vive en un departamento céntrico.
Le acompaña su madre.
Su novia lo visita a menudo.
Está a pocos minutos de las canchas de entrenamiento de los Mavericks.
Juega al Fortnite.
Y no hace nada más', cuenta Quique Villalobos, uno de sus representantes.

En los últimos 40 años, sólo cuatro jugadores debutantes promediaron al menos 18 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias: Grant Hill, Jordan, Magic y Bird.
Todos eran al menos dos años más mayores que Luka.

Como si todo esto fuera poco, Doncic fue el séptimo jugador más votado por los aficionados tras el primer recuento de cara al 'All-Star Game', por lo que el ex Real Madrid sería titular en el Juego de las Estrellas.

Fuente: BAE Negocios >> lea el artículo original