Ayer, Raquel Hermida brindó importantes declaraciones sobre el caso de Juan Darthés. El actor fue denunciado penalmente por Thelma Fardín, quien lo acusó de una violación ocurrida cuando ella tenía 16 años. Sin embargo, ésta no fue la única denuncia en su contra. Calu Rivero, Ana Coacci y Natalia Juncos lo denunciaron por acoso y, al parecer, habría más víctimas. 

Fernando Burlando comentó que saldrá un artículo periodístico con sorpresas y novedades a favor de su cliente. Además, reveló que notificarán a Coacci por calumnias e injurias en la causa que tiene abierta con el intérprete. Es por eso que en el ciclo Chismoses buscaron la palabra de su defensora, Hermida. 

La letrada dijo que hay dos nuevos casos en contra del brasilero: uno de una maquilladora que lo denunciará en unos días y otro de una vecina. “La maquilladora a la cual abusó está de vacaciones en el campo en este momento. No corre desde el tiempo jurídico la prescripción, por lo que nos importa poco los tiempos. Si fuese por mí, ya hubiéramos presentado la denuncia.  Un abuso sexual de acceso carnal tiene plazo de 15 años. Tenemos tiempo”, detalló Raquel.

“Es una chica vecina de él, que fue abusada cuando ella tenía 16 y él 24”, explicó sobre la otra acusación. “Darthés no comete acosos, comete abusos. Que se dividen entre simples y con acceso carnal, como le ocurrió a Thelma y a mí representada. Hubo acceso carnal y tocamientos previos”,  declaró la abogada. El problema es que, al igual que la situación de Ana, este caso prescribió debido a los tiempos. 

“Hay otras actrices que han sido abusadas por él, pero están callando, porque en realidad no le ha ido tan bien a Thelma al contarlo, no ha conseguido trabajo”, agregó. Finalmente, Hermida contó que habían intentado sobornar a Anita para que no hable más de Darthés, y que lo mismo podría haberle pasado a Calu Rivero, ambas denunciadas por calumnias e injurias por parte del artista que actualmente se encuentra en Brasil.
 

Fuente: El Intransigente >> lea el artículo original